Sherut

Sherut

A medio camino entre el autobús y el taxi, el sherut es la forma más novedosa de moverse por Tel Aviv. Además, es el único medio de transporte de Tel Aviv que funciona en shabat y días festivos.

Los sherut de Tel Aviv o ‘taxi compartido’ son furgonetas amarillas que atraviesan las zonas más transitadas de Tel Aviv recogiendo pasajeros a su paso. Estos minibuses tienen unas 10 plazas y permiten ahorrar dinero y ganar comodidad. ¡Los encontraréis por todo Israel!

¿Cómo funcionan?

Los sherut de Tel Aviv siguen las líneas de autobús, pero no tienen paradas designadas. El recorrido aparece señalado en el parabrisas, pero son los propios pasajeros quienes indican al conductor dónde quieren bajarse una vez que suben al minibús.

La forma más común de coger un sherut en Tel Aviv es pararlo con la mano en mitad de la calle. Así de simple. Si el sherut pasa de largo puede ser que vaya lleno o que el conductor no os haya visto. 

También se puede subir a un sherut en las paradas designadas en las estaciones centrales de tren y autobús. La principal desventaja es que los conductores esperan a que el vehículo se llene para arrancar, por lo que es difícil calcular la hora de llegada al destino.

Precios

Los sherut tienen un precio fijo, que suele ser igual o más barato que el autobús. Este novedoso medio de transporte permite pagar nada más subir al autobús o sentarse y pagar más adelante.

Aunque cada pasajero decide su parada, la tarifa es fija para todos, la marca el recorrido del sherut.

Trayectos más comunes

Los sherut se mueven por el centro de Tel Aviv, pero también hacen trayectos a otras ciudades. La ruta más común es desde el Aeropuerto Ben Gurión a Jerusalén, que suele salir por unos 35 séquel (10,20 US$) por pasajero.

Aunque hay que esperar a que las furgonetas se llenen, es una forma cómoda y económica de llegar a Tierra Santa desde el aeropuerto.